Mi primer éxito en un concurso

Me acaban de informar de que un relato mío, “Natalie”, ha ganado el primer concurso de relatos eróticos de la editorial Donbuk.

Van a publicar un libro con la selección de los mejores relatos enviados al concurso:

Natalie (y otros relatos eróticos) (RESERVA) – VV.AA.

Cool.

Anuncios

“Luz y calor”, por Juan Alcover

Hace algunos años vi una película sobre una familia de granjeros que vivía en un pueblo remoto y aletargado. Un pueblo sin electricidad.

Trabajaban duro todo el día. Con las cosechas y con los animales. Y cuando regresaban a casa seguían trabajando recogiendo leña para cocinar y calentarse. Tenían que lavar a mano y usar velas para leer. No podían ver las noticias en la televisión o bailar después de la cena porque no había música.

Un día todos los miembros de aquella familia se sentaron a la mesa y hablaron. Estaban  cansados de una vida incómoda y sombría. Estaban cansados de su inmovilidad. Y tomaron una decisión.

Construyeron un generador enorme con sus propias manos, levantaron postes de madera para los cables eléctricos y conectaron todas las casas del pueblo a la instalación.

Fue un esfuerzo heroico. Necesitaron años de trabajo y de carencias. Pero valió la pena. Consiguieron llevar la electricidad a todas las casas. Y con ella la luz, el calor, la música. Llevaron esa magia a sus vidas, que las volvió mejores.

Yo busco a alguien que sea como todas esas personas. Alguien que traiga esas cosas maravillosas a mi vida. Luz y calor. Música. Magia. Alguien que haga que mi vida sea más intensa y más amplia. Alguien que me haga mejor.

 

Tira los dados, por Charles Bukowski

“Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
De otro modo, no empieces siquiera.

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
Tal vez suponga perder novias, esposas,
parientes, empleos y quizá la cabeza.

Ve hasta el final.
Tal vez suponga no comer durante 3 o 4 días.
Tal vez suponga helarte en el banco de un parque.
Tal vez supongo la cárcel,
Tal vez suponga mofas, desdén, aislamiento.

El aislamiento es la ventaja,
todo lo demás es un modo de poner a prueba tu
resistencia, tus auténticas ganas de hacerlo.

Y lo harás a pesar del rechazo y las ínfimas probabilidades
y será mejor que cualquier otra cosa que puedas imaginar.

Si vas a intentarlo ve hasta el final.
No hay sensación parecida.

Estarás a solas con los dioses y las noches arderán en
llamas.

Hazlo, hazlo, hazlo.

Hazlo.

Hasta el final.
Hasta el final.

Llevarás las riendas de la vida hasta
la risa perfecta, es la única lucha digna que hay.”

Dos micro-relatos (II)

“El hombre alto abrió la ventana y se arrojó al vacío. No murió, pues vivía en una cabaña de madera.”

“El increíble hombre-ardilla saltó sobre el violador con la intención de reducirlo y evitar el crimen. El increíble hombre-ardilla falló y recibió un navajazo en el abdomen. Sólo era un miserable roedor.”